KALDUR

Libro de las Sombras de los Mercenarios Iberos

Sección Caudillos 

Capitulo 636 

Versículo 1724

«… De como el aprendiz enseño al maestro».

A través del conocimiento transmitido en cientos de canciones de bardos (del nivel del gran bardo Mirzek) de la tercera época de los Iberos antes del Kataklismo, ha llegado hasta nuestros días la historia de Kaldur, un joven ibero de la ciudad ibera de Mastiea, de la rama de los constructores, forjadores de armamento y soldado en tiempos de guerra, que llegó a ser aclamado por su pueblo como caudillo después de ganar más de 1000 batallas contra todos los enemigos de Iberia. 

 

Hay muchos misterios y secretos sobre el origen del Gran Kaldur, como por ejemplo de dónde viene su nombre, el porque del prefijo Bal- y el segundo apellido -Thokmus.

Otro gran misterio es por qué cuando lleva Bal- delante lLeva el apellido -KAR y cuando empieza por KAL-, KALDUR, cambia la R por L…..

(Esos errores en los nombres iberos de una generación completa y otros errores cometidos basados en esos errores se achacan a la época en la que unos profanos venidos de Roma hicieron de las suyas creando kaos en Iberia.)

 

Salvando estos capítulos apócrifos de nuestra historia, centrémonos en lo que hoy más nos importa: la historia de Kaldur. 

Kaldur, fue uno de los «Hijos de la Noche», ahora conocidos como las «Hienas Iberas»,

los cuales eran jóvenes que unas veces encontraban a Tankar y otras veces los encontraba él, perdidos por tabernas y borrachos por caminos a lo largo de cada uno de sus viajes y conquistas.

No fue la misma noche (pero si en similares condiciones) en las que Tankar encontró al que pasaría a ser su hermano bastardo, hablamos de Dunthor-Kar, otro elemento que dió más de un dolor de cabeza y disgusto a Tankar. 

Es conocida la batalla entre ellos por el liderazgo y caudillaje de todos los pueblos iberos que se decantó por la justa victoria de Kaldur por trampa de su hermano Dunthor…. (esta también es otra historia).

Una vez comían, bebían, luchaban y celebraban las victorias por los lupanares más selectos de cada rincón de la piel de toro no volvían a separarse de él y así es como Kaldur (antes un pobre despojo de las tropas del General Himilcón) se ganó su nombre el cual reza así:

Bal es su nombre, -Kar es el apellido que recibió de Tankar, su padre putativo, y -Dur, apellido de su auténtico padre. 

Luego está su segundo apellido -Thokmus que se lo dió su maestro Newi-Thokmus, en recompensa por su aprendizaje en las artes de la construcción y el montaje como si fuera su hijo, ya que él no los tenía. 

Kaldur tenía unos conocimientos especiales en manejo de armamento como falcata, antenae, lanza, combate con escudo, etc, aprendido en la escuela de lucha de Yurgak, el Talonako, maestro de armas ibero. 

Asistía a menudo a asambleas del Consejo de Ancianos a escuchar la palabra de Karth el maestro, Tulkas la furia de los Dioses, Verzek y sus voces verzekrianas, al «Joputar» del Torak dedos suaves, a Garim el acuñador de monedas, etc, etc  donde fue conociendo los valores y fundamentos de lo que el «Pueblo Ibero» y el «Orgullo Ibero» significan. 

Sin saberlo y más allá de su imaginación, estaba preparándose para ser uno de los Caudillos Iberos más grandes de la historia de Iberia. 

 

Ya siendo capitán de su pequeño grupo de iberos que defendían los poblados circundantes a Mastia, empezó a interesarse por las mujeres iberas, porque de noche y al fresco de las guardias le entraban ganas de «formalizar su estado» y no acabar todas las noches hecho un «joputar» como otro de sus hermanos bastardos, Jarok el Lelio. 

Se formó en la escritura y en la lectura ayudado por un ibero superdotado que era su amigo y fiel escudero, Tatam, al que apodaban el jabalí, por tener siempre su «hocico» húmedo y entre piernas de mujeres de dudosa procedencia. 

Éste, le enseño el arte de las runas y los números. 

Un día, Kaldur, harto de tanta fiesta, diversión y degradación, formuló un deseo en voz alta delante de todos sus hermanos bastardos:

Me arrejuntaré con la mujer que entienda este «trabalenguikis» que me acabo de acordar que leí en algún libro de historias vikingas o algo así:

«Digna mujer de mi será la que acuda a mi llamada ni vestida ni desnuda, ni sola ni acompañada, ni hambrienta ni saciada.»

Ahí quedó eso….

Un día, estando Kaldur al mando del control del desembarco de unos barcos fenicios en el Puerto de Mastia, se presentó ante él una joven moza de uno de los barrios iberos de Mastia, solo con una red de pescador alrededor de su cuerpo, acompañada de su perro American Stanford y con el aroma en la boca de unos «kintos de Azor».

Kaldur quedó cautivado con esa hembra, ella era Yulk, de un clan recién llegado a Mastia. A los años de vivir y copular bajo los cuernos de la Cabra-Dios Ibera se acabaron casando teniendo varios hijos que pasarían posteriormente a la historia como grandes ….. 

(Esta también es otra historia). 

Kaldur fue Caudillo de Iberia por la elección de todos los pueblos iberos que deseaban la unificación de los pueblos y el

Fin de las guerras civiles en Iberia. 

Su caudillaje aún está por dejarnos grandes momentos del «Libro de las Sombras». 

En la última venida de los Iberos a la Tierra  y coincidiendo con el tiempo actual, quedan muestras de la Gran influencia de Kaldur a la Sociedad Ibera en nombres de ciudades como «VARA KALDUR», actual Barakaldo o «KALDIR» actual Cádiz. 

Hoy nos congratulamos todos lo Iberos y nos arrancamos los ojos y los pinchamos de los pezones de nuestras hembras para celebrar el KUMPLETAKE DEL KAUDILLO KALDUR !!!

FELIZ SEAS GRAN KAUDILLO DE LOS PUEBLOS DE IBERIA !!!

HAPEKALDUR !!!

Related Projects